Gardel en Mendoza: cuando el zorzal nos cantó.

Carlos Gardel visitó por primera vez nuestra provincia en 1917. Desde entonces, el gran cantante estableció un romance con Cuyo.


image558600cac8ab45.87349089


En pocos días, se cumplirán 80 años del trágico fallecimiento de Carlos Gardel, el máximo exponente de la canción ciudadana y uno de los embajadores del Tango en el mundo.

Su primera visita a Mendoza se produjo en 1917; vino en varias oportunidades y, por última vez, en 1933.

La voz bienvenida
El 16 de noviembre de 1917, tres artistas procedentes de Chile llegaron a Mendoza: los cantores Carlos Gardel y José Razzano acompañados por el “Negro” José Ricardo, tercer guitarrista del grupo.  Al llegar a la estación del ferrocaril trasandino, los cantantes fueron recibidos por empresarios mendocinos del cine Centenario y se trasladaron al hotel de la “Casa de Alto” ubicado en San Martín y Necochea, en plena ciudad.

Esa noche, el público llenó las instalaciones del cine Centenario, ubicado en avenida Las Heras al 100. Al inicio de la función, el dúo Gardel-Razzano fue recibido con efusivos aplausos. En esa actuación, el “Zorzal” cantó “Mi noche triste”, tango de Castriota y Contursi, que había sido grabado por el grupo en abril de ese mismo año.

Luego cantaron “Entre colores”, “El sol del 25”, la zamba “Ya canta el gallo”, “A mi morocha”, “Gaucha”, “Una rosa para mi Rosa”. El auditorio ovacionó al “morocho del Abasto” y al “Oriental”.

Ni Razzano ni Gardel se imaginaron el éxito del espectáculo brindado y su estadía en la ciudad se prolongó por varios días, para luego partir hacia Buenos Aires.

 

El último tango en Mendoza

El 28 de junio de 1933, Carlos Gardel visitó por última vez nuestra provincia.

Aquella mañana,  cuando el Zorzal llegó a la estación del ferrocarril, una multitud de gente rodeó el vagón e impidió por varios minutos que Gardel pudiera bajarse.  Después de abrir una brecha entre los admiradores, el cantante llegó al callejón Villalonga y avenida Las Heras, donde lo esperaba su automóvil. Antes de subir al vehículo, fue  abordado por los periodistas locales.

Desde el 18 de junio, los diarios y la radio anunciaban la actuación de Carlos Gardel en el cine Palace Theatre de ciudad. En cuestión de horas, las entradas se agotaron. 

La noche del jueves 29 se hizo notar una multitud en la entrada del “Palace”, capaz de cortar el tráfico en plena calle San Martín. Luego de pasar y sentarse en los palcos y plateas, los espectadores estaban ansiosos por la presentación del “Mago”, como muchos le decían.

 Carlos y sus cuatro guitarristas (Petarossi, Barbieri, Riverol y Vivas) fueron presentados en el escenario. La voz anunció algunas canciones que interpretaría y manifestó las ganas de actuar en la hermosa provincia de Mendoza por la cual tenía una gran admiración. Luego de la ejecución de los temas, fue aplaudido por la multitud que se puso de pie. Él extendió sus brazos hacia el público.

El lunes 4 de julio de 1933, Gardel y sus músicos salieron del Plaza Hotel. La multitud se encontraba esperándolo en la vereda. Allí saludó por última vez a sus admiradores mendocinos. Luego partió hasta la estación. 

En una  fría tarde del 24 de junio de 1935, la sirena del diario Los Andes anunciaba la noticia del trágico accidente aéreo en la ciudad colombiana de Medellín, en donde había muerto Carlos Gardel.

También te puede interesar...

Deja un comentario