En la próxima factura habrá que pagar hasta 157% más de luz

Es el porcentaje mayor de incremento en Mendoza a partir de febrero. La mayoría de los usuarios tendrán que pagar casi $ 200 más y habrá otras subas en el año. Premios a los que ahorren.


image56a8d025b15b22.79125753


El ajuste de tarifas del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM), definido por el Gobierno nacional, tendrá un impacto de hasta 157% en Mendoza. Así lo informó el Ente Provincial Regulador Eléctrico (EPRE) tras analizar en detalle la reglamentación dispuesta por la resolución 6/2016 publicada el miércoles en el Boletín Oficial.

En función de la normativa y de las modificaciones que ya se habían realizado en la Provincia, un equipo de expertos del Ente Regulador elaboró una simulación de aumentos de facturación según la categoría del usuario y su comportamiento respecto del consumo. Se trata de un valor promedio y estimativo por lo que podría haber variaciones. 

El informe indica que los usuarios residenciales con un consumo promedio bimestral de 200 kilovatios-hora (pertenecen a la categoría T1R1) pasarán de pagar $ 55,50 a $ 142,90 a partir de febrero, lo que reflejará un incremento de $ 97 y 157% en las facturas que llegarán entre marzo y abril, dependiendo del proveedor. 

Sin embargo, si el abonado consigue consumir entre un 10% y un 20% menos que en igual período de 2015, el impacto será menor. En ese caso, pagará $ 121 de factura por el servicio prestado a partir de febrero. Si, en cambio, logra ahorrar más del 20%, pagará una factura de $ 106,30.

Siguiendo con la simulación elaborada por el EPRE, se analiza el impacto que tendrán las nuevas tarifas en una residencia que consume, en

promedio, 450 kilovatios-hora (kwh) bimestrales en Mendoza. Ese usuario, que pertenece a la categoría T1R2, pasará de pagar $ 176,10 a $ 372,80. Por tanto, aunque en términos porcentuales la suba es menor al primer caso analizado (112%), sufrirá un incremento de $ 197 en su factura. 

Por supuesto también cuenta con la posibilidad de pagar una tarifa menor si logra consumir menos que el año pasado pero, en el mejor de los casos (ahorrando 20%) tendrá que enfrentar un aumento de $ 114. Cabe aclarar que la mayor parte de los usuarios de Mendoza pertenecen a esta categoría. Son en total unos 195.000 hogares las que pertenecen al T1R2.

Por su parte, los usuarios de mayor consumo (categoría T1R3), tendrán un impacto mayor en pesos pero menor en porcentaje. A modo de ejemplo, el EPRE estima que quienes consumen en promedio 750 kwh bimestrales, pasarán de pagar $ 367,7 en diciembre de 2015 a $ 695,60 a partir de febrero de 2016. Por tanto, deberán pagar $ 328 más (89%).

 

Desde el organismo aclararon que las tarifas presentadas son una simulación que podría variar levemente a la suba o a la baja en las facturas que llegarán entre marzo y abril. De todas formas, recordaron que los usuarios pueden contactarse con el organismo ante cualquier duda o reclamos respecto de su factura. 

La justificación 
El secretario de Servicios Públicos, Sergio Marinelli, se reunió con el titular del EPRE, Elián Japaz, para analizar el impacto que la resolución 6/2016 tendrá en la provincia. Tras la reunión, el funcionario dialogó con Los Andes y explicó qué hay detrás de los aumentos de precios. 

“Los servicios públicos deben ser universales, regulares, continuos y de alta calidad. Para garantizar que el servicio eléctrico llegue a todos, la tarifa debe ser relativamente baja. Pero si se paga poco, se pierde la capacidad de ofrecer un servicio de calidad y regular”, comentó Marinelli.

“Es por eso que el Gobierno nacional decidió eliminar los subsidios y subir las tarifas eléctricas en todo el país. Así se pretende bajar el consumo y aumentar las inversiones estructurales”, agregó.

A partir de febrero se pagarán las mismas tarifas en todo el territorio nacional. “El Gobierno decidió igualar los precios en todo el país. Por eso el impacto es mayor en Buenos Aires, donde se pagaban facturas mucho más bajas que en Mendoza. Allá se habla se incrementos del 300%, mientras que en Mendoza el impacto rondará el 150%”, señaló Marinelli.

En tanto, Elián Japaz recordó que las tarifas eléctricas estaban atrasadas en función de la realidad. “La resolución 6/2016 se publica de forma trimestral, sólo que hoy es noticia porque llega con aumentos luego de dos años de congelamiento tarifario”, indicó. 

Para el funcionario, el atraso tarifario es en parte culpable de los problemas de cortes de energía y saturación del sistema. “El hecho de que las tarifas estuvieran congeladas muy por debajo de los valores que deberían tener, han generado en la sociedad una conducta de poco ahorro. Los aumentos de precios y los premios a quienes hacen su consumo más eficiente, permitirán que se produzcan menos cortes en picos de consumo”, aseguró.

“También existe un problema de desinversión por parte de las empresas. Las obras que se hagan a futuro, luego de los aumentos, también serán fundamentales”, reconoció.

 

Aumentos superiores a 200% en todo el año

En febrero quedará en evidencia el impacto que tendrá la resolución 6/2016 en las facturas del servicio eléctrico de la provincia pero los usuarios mendocinos deberán enfrentar subas durante todo el año.

Es que todavía quedan seis ajustes pendientes del decreto 2.573/15, firmado por el ex gobernador Francisco Pérez al final de su gestión (la primera suba se hizo en diciembre). Según explicó Japaz, ese decreto determinó un aumento sobre el Valor Agregado de Distribución (VAD), un componente del costo del servicio eléctrico diferente al que toca la resolución 6/2016.

Por eso, las facturas en Mendoza seguirán aumentando cada tres meses hasta junio de 2017. Según la simulación realizada por el EPRE, en diciembre de 2016 un usuario de consumo promedio bimestral de 200 kwh deberá pagar una factura de $ 181,10, arrastrando el incremento de las tarifas del Mercado Eléctrico Mayorista y la suba del Valor Agregado de Distribución. De esa forma, estará pagando 226% más que en diciembre del año pasado. 

Similar será el aumento interanual que completará el segundo ejemplo analizado anteriormente. El usuario con consumo de 450 kwh bimestrales, pagará en diciembre de este año una factura de $ 532,70, enfrentando una suba de $ 356,60 respecto de igual mes del año pasado (202% de incremento).

Finalmente, el residente con consumo de 750 kwh bimestrales, que pagó $ 367,70 en diciembre de 2015, llegará a pagar $ 1.054,60 en diciembre de este año, sufriendo un aumento de $ 686,90 en su factura (186,80%).

 

Tarifa social: 50% más y precisiones provinciales

A través de la resolución 7/2016, el Gobierno nacional fijó precios diferenciales para quienes gocen de los beneficios de la “Tarifa Social”. Según la simulación del EPRE, un usuario de consumo de 200 kwh bimestrales que cuente con Tarifa Social, pasará de pagar $ 55,5 a $ 46,30 en febrero. Es decir que tendrá una baja del 17% en su facturación. 

A mayor consumo, el beneficio será menor. El usuario con consumo de 750 kwh bimestrales que tenga Tarifa Social dejará de abonar $ 367,70 para pagar $ 550,60 en febrero. Cabe aclarar que ese beneficio no eximirá a los residentes de las futuras subas trimestrales del decreto N° 2.573/15. 

Ayer el Gobierno nacional especificó quiénes podrán acceder a la Tarifa Social. Entre ellos estarán quienes cobren un máximo de dos salarios Mínimos Vital y Móvil ($ 12.120 mensuales), los jubilados o pensionados que cobren hasta dos veces el haber mínimo nacional y los discapacitados, entre otros. 

Sin embargo, esas condiciones podrían no aplicarse en Mendoza. Elián Japaz aclaró que “los criterios que se determinaron para otorgar la tarifa social no van a ser necesariamente extrapolados de forma exacta en Mendoza”. 

Por el contrario, indicó que el gobernador Alfredo Cornejo deberá determinar los propios criterios locales para la aplicación de la tarifa social, aunque en principio no variarían demasiado con los nacionales.

También te puede interesar...

Deja un comentario